Desierto

El desierto, un paraíso de tranquilidad.

Cuando pensamos en la posibilidad de pasar una noche en el desierto, puede parecer una locura. Lo primero que se nos viene a nuestra mente es el miedo y la falta de agua. Nada más diferente de la realidad que esto.

Esta es una experiencia recomendada por National Geographic en este artículo y que podemos vivir sin ningún problema. Podemos sugerirle la posibilidad de disfrutar de una o dos noches en el desierto. Nuestro tour favorito consiste en partir de Aït Ben Haddou e ir por carretera hasta las gargantas del Todra. Desde allí nos dirigiremos a Merzouga, donde tendremos la posibilidad de disfrutar de la noche y la tranquilidad del lugar alojándonos en hoteles, situados al pie de las dunas, y que pueden ofrecerle todas las comodidades para que su estancia sea de lo más agradable.

Llegaremos a Merzouga por la tarde, y nos adentraremos en dromedario hacia el desierto del Sahara para ver la puesta de sol. En ocasiones, existe la posibilidad de dormir en el campamento situado dentro de las dunas, donde disponemos de diferentes haimas, algunas con baño privado.Tanto si optamos por el campamento dentro de las dunas, como si nos alojamos en las haimas u hoteles, todo lo que tenemos que hacer es prepararnos para disfrutar del sonido del silencio y las estrellas.

Después de la cena, es habitual disfrutar de un espectáculo musical ofrecido por los nómadas, en el que podremos bailar al ritmo de sus timbales. También podemos quedarnos en las haimas o ir a ver las estrellas en las grandes dunas. Por la mañana temprano es posible ir a las dunas a pié, en dromedario o utilizando quads o vehículos 4X4  para ver el amanecer.

Lugares en Desierto

Ver más  

Directory

Ver más